La Comisión Europea señala la importancia del marcado de fechas de los alimentos para reducir el desperdicio alimentario

0
79
022 fechas pexels

La Comisión Europea estima que hasta un 10% de las 88 millones de toneladas de desperdicio alimentario generadas anualmente en la UE están relacionadas con el marcado de fechas de los alimentos.

Las etiquetas de los alimentos deben reflejar o bien una fecha de caducidad o bien la fecha de consumo preferente para informar a los consumidores sobre cuánto tiempo pueden conservarse. Además, debe aparecer otra información relevante como la relativa a su consumo y almacenamiento.

La fecha de caducidad señala el día antes del que debe consumirse el producto, después del cual ya no podría garantizarse la seguridad del consumidor ante la ingestión de dicho alimento. Estas fechas se muestran en alimentos frescos y altamente perecederos, como pescado, carne, ensaladas y productos lácteos, que podrían causar enfermedades si son consumidos después del plazo indicado.

Por su parte, la fecha de consumo preferente está relacionada con la calidad de los alimentos. Mientras se hayan seguido las instrucciones de almacenamiento, el alimento podrá consumirse con seguridad incluso después del plazo de consumo preferente, pero es posible que no tenga el mismo sabor o textura. Después de la fecha indicada, no se garantiza que el alimento conserve sus propiedades organolépticas originales, pero no causará problemas de salud. De modo que no es estrictamente necesario desechar estos alimentos tras pasar la fecha de consumo preferente indicada.

“Las fechas de consumo indicadas en nuestros alimentos están basadas en la ciencia. La información clara y correcta en el envasado, así como una mejor comprensión y uso de estas fechas, puede contribuir a reducir el desperdicio alimentario en la UE y mejorar la seguridad de los alimentos”, explica Michaela Hempe, microbiólogoa de alimentos de EFSA.

Los científicos expertos en seguridad alimentaria colaboran con las empresas agroalimentarias para garantizar la aplicación de criterios estandarizados al aplicar fechas de consumo. En este sentido, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha desarrollado una herramienta para ayudar a las empresas agroalimentarias a decidir cuándo aplicar las fechas de caducidad o de consumo preferente en sus productos y contribuir a reducir el desperdicio alimentario.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3 + once =