Día Mundial de la cerveza y algunas curiosidades sobre esta bebida

0
1679
mano sujeta un vaso de cerveza al aire

Aunque el día internacional de la cerveza solo se celebra desde hace unos años, la verdad es que es una de las bebidas más antiguas de nuestra especie. Bien es sabido que las primeras noticias sobre este bebercio se remontan a la Baja Mesopotamia, el antiguo Egipto y posteriormente a las civilizaciones clásicas griega, romana y germánica. Para más información sobre el origen e historia de la cerveza, recomendamos visitar este sitio.

De tal manera ha trascendido esta bebida, que cada país ha sido fabricante y, en muchos casos, exportador de su propia cerveza, con tintes nativos de cada lugar y características que en algunos casos las hacen únicas. Así tenemos las cervezas más frescas o «rubias», lager, en zonas geográficas más calurosas donde se prefiere esta bebida para refrescarse bajo el sol, en un terraza, como es el caso español o mediterráneo. Por el contrario, en otros lugares algo más sombríos como Reino Unido, se viene desarrollando cervezas más lupuladas, oscuras, incluso negras que, además de aportar alivio como bebida, también lo hacen como comida en algunos casos, pues su densidad hace que el estómago se llene rápido.

Pues bien, dada la época en la que estamos, nos gusta recordar que el primer viernes de agosto de cada año se viene celebrando este día para recordar y honrar a partes iguales esta bebida favorita en casi todo el mundo. Ya sea filtrada, con posos, negra, tostada, con o sin gluten, la verdad es que la cerveza no deja indiferente a nadie. Y aunque comúnmente tomemos cerveza por placer, lo cierto es que aún hay algunas curiosidades que no son tan sabidas…

Algunas curiosidades sobre salud e historia de la cerveza

  • No, no hay evidencias concluyentes de que la cerveza refuerce el sistema inmunológico.
  • Contiene vitaminas del grupo B, carbohidratos y minerales. Es de las bebidas alcohólicas que más hidratos de carbono contiene.
  • Se dice que reduce el riesgo de ataques cardíacos, sin embargo, no hay tampoco ningún estudio concluyente que lo demuestre. Lo que sí se demuestra es el efecto del alcohol en enfermedades cardiovasculares.
  • Tampoco tiene propiedades antioxidantes, de hecho, un estudio reciente demuestra que el envejecimiento de las células tiene más relación con la gran o poca ingesta de alcohol, es decir, a mayor consumo de alcohol (cerveza), más rápido envejecerán nuestras células. Por lo que el estudio en ningún momento alude a que consumir esta bebida pueda, en algún punto, «rejuvenecer» o «antioxidar» el cuerpo.
  • La cerveza es rica en calcio, potasio, magnesio, vitamina B9 y fósforo además de que ayuda a prevenir enfermedades renales por ser tan diurética. Aunque hay que tratar estas recomendaciones con cuidado, ya que cualquier ingesta superior de cualquier bebida alcohólica puede tener muchos efectos negativos y ninguno positivo.

Otras curiosidades sobre la cerveza relacionadas con su historia…

  • La cerveza llegó a nuestro país con Carlos I, quien introdujo la primera fábrica de cerveza usando lúpulo en Yuste, Extremadura. La fabrica se creó para el consumo del propio rey, que había traído de Alemania el gusto por esa bebida.
  • Más parecida al sake japonés de lo que pensamos: tanto el sake como la cerveza se elaboran a partir de cereal malteado para fermentarlo. Aunque el sake más famoso es el de arroz, en sus orígenes se hacía a partir de cebada.
  • España es el país europeo que más cerveza sin alcohol consume: parece que a los españoles nos gusta la cerveza en todas sus variedades. Cerca del 15% del consumo de cerveza de los españoles corresponde a esta variedad, lo que sitúa nuestro país a la cabeza de la Unión Europea.
  • Con la llegada de la cerveza llegó el anticlericalismo a Europa: la llegada del lúpulo permitió que la cerveza dejase de fabricarse únicamente en monasterios. Este hecho no pasó desapercibido entre los clérigos, que pidieron impuestos más altos para las cervezas «laicas» o no producidas en monasterios.
  • Vender cerveza artesana fue un delito en Estados Unidos hasta 1979: al término de la Ley Seca, en los años treinta, la mayor parte de cervecerías caseras desaparecieron y fueron sustituidas por fábricas industriales. Sin embargo, en algunas zonas continuaron en la clandestinidad, ya que oficialmente no pudieron elaborar cerveza para su comercialización hasta 1979, aunque sí para consumo propio.
  • La cerveza ya se consumía hace más de 6.000 años: son muchas las civilizaciones clásicas que han incluido la cerveza en su dieta, aunque en la mayoría de los casos, no era tal y como la conocemos hoy en día. Se trataba, más bien, de una bebida espesa, ácida, con un sabor fuerte que no gustaba a todo el mundo…
  • La cerveza Guiness sacó adelante a Irlanda durante la Segunda Guerra Mundial: cuando Irlanda declaró su posición de neutralidad en la gran guerra, Inglaterra cortó el suministro de materias primas a Irlanda, pero los soldados británicos no dejaron de beber Guiness provocando disturbios, por lo que Churchill se vio obligado a ceder, primero restableciendo el suministro del grano de cebada para la elaboración de la cerveza y posteriormente al resto de materias primas.
  • El tipo de cerveza IPA se «creó gracias a un error»: se dice que la Indian Pale Ale con ese sabor y olor tan característicos surgió al transportar esta variedad desde el imperio inglés a sus colonias en India y, tras un olvido, se suprimió la fase de añadirle agua a la mercancía que llevaban, la cual era una mezcla alta en lúpulo y en alcohol, pero sin refrigeración ni pasteurización.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí