Este es el secreto de ORIGEN100X100, un delivery nacional, saludable y muy práctico

0
55
plato de verduras saludables y buenísimas por origen 100x100

El secreto de los platos envasados al vacío para que lleguen listos para calentar y comer en casa o en la oficina nos lo desvela la empresa de delivery nacional llamada Origen100x100.

La compañía catalana ofrece platos preparados a base de verduras para una dieta sana, equilibrada y con opciones vegetarianas y veganas para todos los días de la semana. Y así lo demuestran con sus beneficios: 

  • Ayuda a seguir una alimentación saludable
  • No utilizan colorantes ni conservantes
  • Gracias al tipo de cocción, cocina al vacío, los alimentos conservan todas las características organolépticas y las propiedades nutricionales.
  • Emplean únicamente ingredientes de calidad.
  • Además, de la practicidad para convinar con un ritmo de vida rápido o ajetreado, que consigue hacer de la conciliación una realidad.

La PRACTICIDAD de los platos envasados al vacío:

  • Están siempre a punto para un uso inmediato, aunque sea imprevisto, debido a que se conservan en el frigorífico a temperatura positiva, por lo que no necesitan descongelación, ni ninguna otra acción previa, simplemente elegir y comer.
  • Siguen disponibles, aunque no se consuman transcurridos unos días o semanas después de su compra, gracias al largo período de vida útil que les confiere su elaboración mediante la COCINA AL VACÍO. Stop al desperdicio alimentario.
  • Calentado y listo en 2 minutos
  • El formato de nuestros platos, basado en raciones individuales, así como su amplio surtido, permiten a cada comensal elegir según sus preferencias. Se acabó el menú único obligado para todos.

Lejos de basarse en la creación de recetas exóticas, el objetivo de esta compañía se centra en la innovación de la aplicación de la tecnología más vanguardista para la elaboración de platos clásicos saludables.

Estos productos son platos de consumo cotidiano, muy arraigados en los hábitos de consumo y nada — o muy poco– presentes en la oferta de platos preparados que se puede encontrar en las estanterías de los supermercados u otros establecimientos de alimentación.

Empleando la tecnología de la Cocina al Vacío, logramos unos productos refrigerados, 100% naturales, que, además de preservar mucho mejor que los sistemas de cocción conocidos hasta ahora, las características organolépticas, higiénicas y nutricionales de los alimentos, permiten garantizar plazos de consumo preferente de 90 días, en condiciones óptimas y a precios similares a los de alternativas de inferior calidad y prestaciones.

¿Cómo se elaboran?

En este punto conviene hacer una aclaración muy importante, para deshacer una confusión muy frecuente: No se deben confundir los alimentos COCINADOS AL VACÍO, con aquellos elaborados mediante métodos de cocción convencionales y posteriormente ENVASADOS AL VACÍO.

En el caso de Origen 100×100, los alimentos se envasan al vacío en crudo y se cuecen a baja temperatura dentro de la bolsa especial de cocción, sin agua y con un punto de sal. Excepcionalmente, las carnes se someten a un “marcado” previo muy ligero.

Para deshacer temores respecto a las lógicas prevenciones existentes frente al plástico, es preciso aclarar que los empleados para la Cocina al Vacío, son de alta calidad y expresamente homologados a tal fin, ya que, entre otras características, no permiten la migración de partículas de plástico hacia los alimentos.

¿Ventajas de tipo organoléptico y nutricional?

El procedimiento conserva mucho mejor la textura y las características naturales de aroma, sabor y nutrientes, que no se evaporan, ni se diluyen en el agua de cocción, como en los procedimientos de cocción tradicionales.

¿Cómo se conservan tan bien y tanto tiempo?

La ausencia de oxígeno en el envase elimina los microorganismos aeróbicos (que necesitan oxígeno para subsistir), y la cocción elimina los anaeróbicos (que pueden subsistir sin oxígeno), y el inmediato abatimiento de la temperatura, pasando de la de cocción a la de conservación en un espacio muy corto de tiempo, impide que éstos se vuelvan a reproducir. Ello hace posible una larga conservación (90 días), en condiciones óptimas de salubridad y consumo, sin el uso de aditivos de ningún tipo, a condición de conservar en el frigorífico.

¿Cómo se han de preparar?

Poniendo el contenido del envase en un plato y calentándolo en el microondas a potencia máxima un minuto y medio o dos. Obviamente, los poco amantes del microondas también pueden utilizar métodos alternativos (sartén, cazuela, horno, etc.)

Asimismo, algunas variedades también se pueden consumir frías, como la judía verde (en ensaladas), o la base de ensaladilla rusa para preparar la típica ensalada de este nombre o con otros tipos de aliño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

diecisiete + diecisiete =