El sector del hielo apuesta cada vez más por la sostenibilidad, así es Procubitos

0
85
Bartender With Ice And Shaker At Cocktail Bar
alcohol drinks, people and luxury concept - bartender adding ice into shaker preparing cocktail at bar

El 24% de los consumidores se preocupa por el cuidado del medio ambiente y un 29% compra productos que contienen alegaciones medioambientales, según datos de la OCU.


El interés por la protección de la naturaleza, la reducción de la contaminación, el consumo y la producción sostenible no deja de crecer. Esta tendencia también ha llegado al mundo del hielo con empresas como Procubitos Europe, propietaria de la marca Cubers y líder a nivel europeo, que lleva años preocupándose por reducir su impacto en la naturaleza a la hora de fabricar y distribuir sus productos.

Uno de los factores que más relevancia está adquiriendo es la generación de envases, un problema que es necesario controlar. De esta forma, el 81% de los españoles tiene en cuenta el tipo de envase a la hora de ir a comprar, según un estudio de Nielsen. En este sentido, resulta muy importante que el sector del hielo se adapte manteniendo la máxima seguridad alimentaria.

“Para nosotros es fundamental lograr conjugar esa necesaria seguridad alimentaria, un factor clave a la hora de fabricar hielo de la mayor calidad, con la reducción de la generación de envases que puedan dañar al planeta. Por eso llevamos al menos 20 años empleando polietileno de baja densidad, un plástico totalmente reciclable. Además, estamos en proceso de estudio de nuevos materiales, como plástico reciclado o biodegradables”, cuenta Miguel Ángel Vázquez, director general de Procubitos Europe.

Otro factor decisivo es la eficiencia energética, muy vinculada con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 12 “Producción y Consumo responsables”, impulsado por las Naciones Unidas dentro de la Agenda 2030. En este sentido, la gama Cubers es una alternativa mejor a la fabricación de hielo casero o de hielo en los bares. Los datos hablan por sí solos: cada kilo de hielo envasado por la marca consume tres veces menos electricidad. Así, cada kilogramo envasado consume 0,12 kwh/kg, frente a los 0,4 kwh/kg de los bares o los 0,5 kwh/kg del hogar.

Además, la energía representa cerca del 60% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, según datos de la ONU. Ante ello, la compañía líder en fabricación y distribución de hielo en Europa apuesta por las energías renovables, una energía verde que les permite evitar numerosas emisiones de estos gases a la atmósfera. “Alrededor de un 10% de la energía que empleamos es ya renovable, una cifra que vamos aumentando. Empleamos la energía solar de manera propia y en el consumo eléctrico corriente también utilizamos energía eólica”, apunta Vázquez.

Junto al compromiso por el medio ambiente, la crisis del coronavirus ha potenciado la preocupación por el ahorro y un mayor interés por la venta online. Dadas las circunstancias, Cubers ha apostado por estar en contacto directo con los consumidores, ampliando su oferta de productos en supermercados, restaurantes con envíos a domicilio y plataformas de delivery como Glovo, en Madrid y Barcelona, donde los usuarios pueden encontrar el último lanzamiento de la compañía: el Ice Menú, la primera carta de hielo con diferentes variedades para disfrutar en todo tipo de ocasiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

trece − 7 =