Begoña Villacís, a favor de acelerar la nueva Ordenanza Reguladora de las Terrazas de Hostelería

0
265
Begoña Villacís

La Fundación Giner de los Ríos fue el escenario durante toda la jornada de hoy de MEZCLA 2020, evento organizado por la asociación HOSTELERÍA MADRID y concebido como un foro de debate para el sector. En su primer acto de la mañana, ha contado con la intervención de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, quien ha querido reconocer así la importancia de la hostelería como uno de los principales motores económicos y estratégicos de la región. Acompañada en esta mesa institucional por Tomás Gutiérrez y Juan José Blardony –presidente y director general, respectivamente, de HOSTELERÍA MADRID–, Villacís ha tenido la oportunidad de dar respuesta a varias cuestiones directamente planteadas por los empresarios hosteleros de la ciudad, previamente recogidas por la asociación a través de un sondeo entre sus miembros, relativas a problemáticas de actualidad.

En líneas generales, la vicealcaldesa explicó la postura de su equipo de gobierno, que ya trabaja en una «nueva ordenanza muy participada –en la que se ha contado con la opinión de los hosteleros–, con vocación de permanencia y que aporte unas reglas claras y seguridad jurídica». Villacís anunció que la nueva ordenanza, que sustituirá la actual, de 2012, estará lista «en cuestión de meses, antes de mediados de mandato».

En este sentido, también se trató la posible ampliación de horarios en los negocios de hostelería y su incidencia en zonas de protección acústica. Villacís defendió que «los empresarios hosteleros son, en su mayoría, responsables. Creo firmemente en su capacidad de autorregulación». Para que esa mayoría de empresarios responsables pueda convivir con el bienestar de los vecinos, recordó iniciativas que ya están en marcha como la figura de los mediadores, por ejemplo (los denominados ‘héroes del silencio’ del distrito de Moratalaz, que forman parte de un plan para luchar contra el ruido). Villacís defendió que la hostelería es «un sector vital, uno de los que nos hace más competitivos a nivel ciudad, además de seña identitaria». También es necesario, continuó, «preservarlo para garantizar el arraigo de los vecinos al territorio», en un momento de lucha contra la gentrificación.

VARIOS FRENTES DE COMPETENCIA DESLEAL

Otro de los temas candentes que se le plantearon fue la actividad ejercida por vendedores ambulantes, conocidos popularmente como ‘lateros’. Recordó que el Ayuntamiento ya trabaja en ello y apuntó que «el panorama ha cambiado ya radicalmente en pocos meses. Al margen del profundo respeto ante cualquier persona, debemos luchar contra la competencia desleal. Quienes procedemos del sector privado sabemos lo injusto que resulta que el empresario vea reducido su margen de beneficio». Además, incidió en el hecho de que los productos que se venden en la vía pública no cumplen las debidas medidas de seguridad alimentaria.

También salió a la palestra la situación causada por los supermercados que ofrecen mesas o barras de degustación para que sus clientes consuman, y que se encuentran fuera de normativa. Juan José Blardony, director general de HOSTELERÍA MADRID, transmitió la preocupación del sector por estas actividades desleales y abogó por una gestión más eficiente desde el Ayuntamiento, que debe afinar y adaptar las normas, mediante marcos más flexibles. «Si el comercio quiere dar de comer y de beber, debe ser compitiendo en igualdad de condiciones». Villacís recordó que se trata de una competencia autonómica, pero coincidió con Blardony en que, tal y como anuncia esta edición de MEZCLA, «nos encontramos en una sociedad cambiante, que constantemente se abre a nuevas fórmulas (entre ellas, por ejemplo, la comida a domicilio), pero las distintas opciones deben estar siempre reguladas. El Ayuntamiento deja que el sector marque el paso, lo escuchamos, y después funcionamos como entidad gestora».

DEFENSA DEL EMPRESARIO HOSTELERO

En esta misma línea, Villacís apostó por la necesidad de repensar Madrid Central, contando con la opinión de todos los sectores afectados, y considerando a los empresarios hosteleros también como vecinos de los barrios en los que se sitúan sus establecimientos. Apuntó que desde el área de urbanismo del consistorio se está trabajando en reducir significativamente los plazos de apertura y otras resoluciones que adolecían de poca agilidad en la respuesta, así como en armonizar este aspecto entre todas las Juntas de distrito, de modo que no haya «distritos de primera y distritos de segunda».

Todo ello, teniendo en cuenta que, en palabras de Villacís, la restauración está en el núcleo de la marca Madrid: «La hostelería madrileña es un ejemplo de resistencia, creatividad, dinamismo, inconformismo… Ha superado crisis, sabe reinventarse constantemente y es motor estratégico y de empleo. Es, además, nuestra mejor carta de presentación ante los turistas: Madrid enamora, y gran parte del éxito reside en la experiencia gastronómica que encuentran», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

doce + 5 =