6 curiosidades sobre el gazpacho, la bebida del verano

0
1221
Gazpacho con aceitera de fondo y tomates

Ya superada la primera quincena de agosto, las temperaturas se suavizan y parece que vuelve a ser cada vez más agradable salir a comer o a cenar fuera de casa a nuestro local preferido sin estar expuestos a las altas temperaturas como las de hace unas semanas en la mayoría de la península. 

Y al igual que la temperatura va cambiando, la gastronomía, también; adaptamos nuestros platos y menús diarios dependiendo del exterior, por eso el gazpacho andaluz o gazpacho al uso como se conoce en la mayor parte de España no es ni más ni menos que una adaptación estacional a estos cambios que vivimos cada año. Podríamos decir que el gazpacho es el plato/bebida fresca por excelencia del verano, siendo rico en nutrientes y vitaminas. 

Búsqueda Gazpacho en google trends
Tendencia de búsquedas de la palabra «gazpacho» en google. Aquí se demuestra su estacionalidad de búsqueda, solamente en los meses de verano.

A continuación te contamos algunas curiosidades sobre esta bebida:

1. El gazpacho no fue de color rojo hasta el siglo XIX

Como sucede muy a menudo con la procedencia de algunas recetas, el origen del gazpacho también es algo incierto. Lo que si se puede asegurar es que en sus primeras formas, el gazpacho era sin hortalizas. Este antecedente estaba compuesto simplemente por pan desmigado, aceite y vinagre, posiblemente como receta de aprovechamiento de otros alimentos más perecederos.

Aún no se había incluido el tomate, pero este ya era popular entre la sociedad gracias a sus múltiples beneficios. El tomate componía la dieta básica de los campesinos, manteniéndolos sanos y con energía suficiente para trabajar largas horas bajo el sol. Es por esto por lo que el gazpacho era un plato «para pobres» hasta que la burguesía descubrió que era una enorme fuente de energía y, además, estaba delicioso, por lo que el gazpacho no llevó tomate hasta el siglo XIX. 

2. Un consejo: el gazpacho requiere 24h de preparación

No significa que tengas que cocinarlo durante toda una noche sino que el gran consejo de los expertos es que se recomienda dejarlo reposar en frío durante 24 horas para conseguir su sabor más intenso. De esta forma y como tantos otros platos en la gastronomía española, coge mayor sabor y consistencia al dejarlo reposar durante unas horas.

3. El gazpacho y sus múltiples colores

El gazpacho es tradicionalmente reconocido como «gazpacho andaluz» por su historia ligada a Al-Andalus y su poder saciante y refrescante entre los campesinos del sur. Sin embargo, existen otras variantes de la receta ya muy extendidas y en función del lugar donde lo consumas. Las más comunes y conocidas de su variedad fría son el ajoblanco y salmorejo. Sin embargo, en Valencia, el gazpacho lleva una receta de horchata, pan, aceite y menta fresca. Por otro lado, en Murcia no se trituran los ingredientes, sino que se cortan en trozos muy picados y se cubren con agua, como se hacía antiguamente con el «majado». Esta última receta carece de pan y aporta orégano. También los hay que incluyen ya algunas frutas como fresa o sandía, también para seguir aportándole ese color o, lo último, añadir aguacate.

Lo que sí es cierto es que debe tener una textura más líquida que el salmorejo, ya que se trata de una bebida y su sabor debe ser refrescante con un ligero toque a cebolla o ajo, según se prefiera más fuerte o más suave. 

4. Una bebida muy saludable

Aunque esto no sea ningún secreto, el gazpacho es bien sabido que es fuente de vitaminas para nuestro organismo y se puede catalogar 100% como comida «realfood«.

Es fuente de vitamina A, E y C, que nos protegen antes resfriados. Por otro lado, evita la hipertensión que tantos problemas cardiovasculares provoca, disminuyendo la probabilidad de sufrir un infarto de miocardio, ictus o insuficiencia renal. Además, ralentiza el envejecimiento gracias a todas sus propiedades antioxidantes y ayuda a adelgazar, ya que es un plato lleno de nutrientes y muy bajo en grasas.

5. Puede prolongar el bronceado

Esta afirmación hay que hacerle caso en su justa medida ya que no queremos que te bebas de pronto 5 litros de gazpacho creyendo que te vas a broncear. Lo que sí es cierto es que el caroteno que contiene el gazpacho activa la melanina y hace que tu piel se muestre más receptiva ante los rayos del sol. También otorga un color saludable protegiéndote de las acciones del sol.

6. Sancho Panza no era muy amigo del gazpacho

Cervantes le otorgó a Sancho Panza el defecto de odiar el gazpacho y así lo escribió en El Quijote. «Más quisiera hartarme de gazpacho que estar sujeto a la miseria de un médico impertinente que me mate de hambre», decía Sancho en uno de los fragmentos del famoso libro.

A pesar de que uno de los personajes principales de esta gran obra no aprecie el gazpacho, nosotros no podemos resistirnos y a lo largo y ancho de nuestro país tiene cada vez más amantes y seguidores que se atreven con su receta o prefieren variarla para llenarla cada vez más y más de curiosidades nuevas. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí