Entrevista a Jorge Palao Reinés, CEO & Fundador de Cocopí

0
1865
Jorge Palao 3
Tenemos la suerte de entrevistar a Jorge Palao, CEO y Fundador de Cocopí .
Jorge es Ingeniero Industrial. Trabajó 7 años en la multinacional de energía eólica Vestas pasando por distintos puestos, entre otros planificador de operaciones, supervisor de parques eólicos, y estandarización de procesos en Latam.
En agosto de 2015 deja su trabajo y en mayo de 2016 constituye la empresa que hoy es Cocopí .

 

¿Qué es Cocopí?

Cocopí es el primer servicio profesional de comida entre particulares. Cocineros venden comida a trabajadores en sus empresas gracias a nuestra plataforma, servicio de reparto, fuerza comercial, seguro de responsabilidad civil y un largo etcétera.

Apostamos por una cocina casera, 0% industrial, saludable y por un consumo de proximidad que potencie la economía local. Todo esto unido a unas condiciones de trabajo dignas que fomenten la independencia y el empoderamiento del cocinero.

¿Cuándo y por qué nace?

Nace por la necesidad e inexistencia de un servicio profesional que nos diera acceso a comida hecha a pequeña escala. Hasta ahora, o  te preparabas la comida en casa, con todos los inconvenientes que eso conlleva, o nos veíamos abocados a una oferta basada en comida industrial. También surge por la exploración, curiosidad e innovación de nuevos modelos de negocio (más colaborativos y con la tecnología como protagonista).

¿Qué ha supuesto la crisis de la COVID-19 para vuestro modelo de negocio?

Ha supuesto un cese temporal del servicio debido a que nuestro modelo consiste en un delivery a empresas y no tenía sentido seguir con el servicio hasta que no recobrásemos un mínimo de normalidad.

Esta “parada” nos ha dejado un margen para reflexión, reinvención y dedicación a mejoras del modelo de negocio. Asuntos para los que, el día a día y las prisas de cualquier empresa, no siempre hay tiempo. Hemos trabajado en mejoras tecnológicas y nos hemos preparado para la apertura del negocio en nuevas ciudades para llegar cada día a más comensales. Estamos aprovechando este tiempo para dejar en la “casilla de salida” los próximos proyectos en Castellón, Alicante, Murcia, Valladolid, Toledo, Ciudad Real, Albacete y Córdoba.

Somos conscientes de que esta situación traerá un cambio del mercado y que el teletrabajo ha llegado para quedarse. Por esa razón estamos explorando nuevas líneas de negocio que coexistan con el modelo tradicional de entrega en oficinas.

Aunque hayamos estado confinados el mundo no se ha parado (y Cocopí tampoco). Hemos estado viviendo de otra manera y dirigiendo el negocio por otros senderos para volver cargados de propuestas y más reforzados que nunca.

 ¿Cómo os habéis adaptado?

La tecnología te pone más fácil que nunca trabajar a distancia. Gracias a las diversas plataformas enfocadas al teletrabajo (Sack, Trello, etc), hemos ido desarrollando los distintos proyectos y poniendo en común nuevas propuestas. En este tiempo hemos desarrollado una APP que estará disponible en Play store y Apple store y que facilitará y agilizará la experiencia del comensal. También hemos dedicado tiempo a mejoras y automatizaciones de la gestión interna a través de la automatización de las rutas de reparto, gestor de inventarios o  introducido nuevas funcionalidades como han sido la cesta de la compra o un monedero virtual. Todo esto unido a la publicación de contenidos en nuestro blog y redes sociales y realización de concursos o promociones. En nuestro caso la distancia física no ha afectado al trabajo del equipo.

¿Estáis adoptando las medidas de seguridad e higiene establecidas para el sector? Si es así, ¿cuáles?

Antes de dejar de prestar servicio temporalmente, seguimos las recomendaciones y medidas de seguridad de la OMS. Sería una irresponsabilidad por nuestra parte desentendernos de algo tan importante y más perteneciendo al sector de la alimentación. Se dispensaron mascarillas y guantes a los repartidores y se fijó un protocolo de desinfección para cocineros y repartidores. A la vuelta seguiremos manteniendo todas estas medidas con ampliaciones (como la de modificar la lógica de entregas para mantener distancias de seguridad al máximo). No queremos poner en riesgo a los repartidores, cocineros y clientes, y extremaremos las medidas al máximo.

¿Qué valor añadido ofrecéis a los usuarios?

La comida que se oferta a través de la web es 100% casera. Es decir, de cada plato se cocina un máximo de 8 raciones. Las lentejas, pollo o arroz que comas a través de Cocopí estará cocinado especialmente para ti y unos pocos afortunados más. Tampoco pasa por ningún proceso industrial y es lo más parecido que te puedes encontrar a comer en casa.  Nuestro servicio es el sustituto real del “tupper” de casa y los números nos avalan: el 80% de nuestros clientes son personas que se llevaban la comida al trabajo y en Cocopí, han encontrado una alternativa real que sustituye y mejora el “tupper” de casa. Otro dato importante es el de la recurrencia de Cocopí que representa un x10 la del sector del Food Delivery y confirma que es comida para el día a día y por supuesto que nuestra propuesta de valor tiene una gran aceptación en el mercado.

Dependiendo de la zona en la que te encuentres tendrás disponibles a unos cocineros u otros. Todo funciona según la cercanía. Los cocineros a su vez compran en los comercios locales y de esta forma fomentamos la economía circular, reducimos los costes de transporte y la polución asociada. También favorecemos el consumo de proximidad, la creación de una riqueza local y cumplimos con varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS).

Como cualquier persona, tampoco existe un cocinero igual a otro. Todos tienen su su secreto y cada plato es un misterio que desvela y comunica parte de la historia de la persona. Creemos que eso se está perdiendo con la cocina a gran escala, industrialización y masificación la demanda. Venimos a humanizar los platos y crear un vínculo directo comensal-cocinero a través de sus detalles culinarios y cocina de calidad.

 ¿Qué les diríais a los usuarios para que sigan apoyando al negocio local y comiendo sano?

Tomamos decisiones diariamente y elegir qué y cómo consumir también contribuye a la creación de un mundo mejor y más justo. Apoyar al comercio local significa dar el dinero a microeconomías y descentralizar la demanda. Es una forma de dar poder al individuo y empoderarlos para que puedan dar rienda suelta a sus iniciativas. Creemos que la posibilidad de que mucha gente tenga voz y opción para desarrollar su idea de la forma que desea, contribuye a la creación de un mundo más justo y rico en matices.

Con respecto a la alimentación sana añadir que uno puede contar con Cocopí y a la vez colaborar con otro tipo de fines beneficiosos para todos.

¿Cómo ve Cocopí la nueva normalidad? ¿Cambiarán los hábitos de compra?

Ahí fuera nos espera un viejo mundo renovado, pero seguiremos haciendo las mismas cosas aunque sea de manera diferente. Por lo pronto abrimos una línea de negocio a domicilio que se adaptará a nuevas exigencias y necesidades del cliente. Para llevar esto a cabo empezaremos trabajando de cuatro maneras:

  • Recoger en local
  • Servicio de entrega a domicilio
  • Agregadores como Glovo, Deliveroo o Uber Eats.

Lo haremos de forma paralela e independiente a nuestro modelo tradicional de envíos a empresas, que volverá a entrar en funcionamiento cuando esta situación termine y podamos volver a nuestros lugares de trabajo. Aún así, el mundo y la manera de trabajar son cada día más complejos y heterogéneos y queremos facilitar al máximo que cualquier persona pueda disfrutar de nuestra oferta sin importar dónde trabaje o viva.

No tenemos una bola de cristal, pero creemos que esta situación acelerará aún más el salto a lo tecnológico (pedidos por internet, teletrabajo…) y puede suponer una gran oportunidad para empresas ágiles, flexibles y que no tengan miedo al cambio como nosotros. Sabemos que tanto en calidad alimenticia, propuesta de valor, y en el sentido más humano de empoderar al individuo, somos una buena opción y nada nos va a frenar. .

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

18 − 10 =