El nuevo Plan de Refuerzo a la hostelería sigue siendo insuficiente para el sector

0
106
restaurante con mesas de madera vacías

El Gobierno ha aprobado este martes el nuevo Plan de Refuerzo a la hostelería, turismo y comercio con una cantidad de más de 4.200 millones de euros y con él pretenden aliviar la presión actual existente en el sector y conseguir rebajar alquileres, moratorias en pagos y ayudas fiscales para mantener la viabilidad de los negocios.

«Se trata de una batería de medidas necesarias para unos sectores muy castigados por la pandemia. Era un compromiso de este Gobierno y lo hemos cumplido para no dejar a nadie atrás». Así lo ha afirmado Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo.

Las medidas del Plan atacan varias dimensiones, desde nuevas líneas ICO hasta rebajas en los alquileres y se dividen en cinco grandes bloques:

Disminución de alquileres y moratorias de pago

En el caso de que el arrendador sea un gran tenedor (con 10 o más locales), si las partes no llegaran a un acuerdo, el arrendatario que sea pyme o autónomo podrá elegir entre las siguientes alternativas:

  • Una reducción del 50% de la renta durante el tiempo que dure el estado de alarma, sus prórrogas, y hasta un plazo máximo de cuatro meses adicionales a contar desde la finalización del estado de alarma.
  • Una moratoria en el pago de la renta arrendaticia durante el tiempo que dure el estado de alarma, sus prórrogas y hasta un plazo máximo de cuatro meses adicionales a contar desde la finalización del estado de alarma. El pago aplazado de las rentas se podrá realizar durante un periodo de dos años, a contar desde la finalización de la moratoria.

Se ha calculado un total de 190.000 locales beneficiarios, de los que 33.000 corresponderían a locales relacionados con el turismo y 157.000 a locales comerciales.

Para el resto de arrendadores de locales, se establece un incentivo fiscal con el que se pretende que las personas físicas que alquilan los locales en los que se desarrollan actividades económicas vinculadas al sector turístico, la hostelería y el comercio acuerden voluntariamente rebajas en la renta arrendaticia correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo de 2021, permitiendo computar como gasto deducible para el cálculo del rendimiento del capital inmobiliario la cuantía de la rebaja de la renta acordada durante tales meses.

Este incentivo tiene un coste estimado de 324 millones de euros y permite deducir hasta el 100% de la cuantía del alquiler mensual en el caso que el arrendador rebaje toda la renta. Se estima que 323.701 arrendadores se pueden acoger a la medida

Nueva línea  y solvencia en préstamos

  • La primera es la ampliación en la carencia de los préstamos avalados por las líneas ICO y por las sociedades de garantía recíproca de las distintas comunidades autónomas. En concreto, se instrumentó la ampliación por un año adicional de la carencia para la devolución de los prestamos ICO, siempre y cuando la carencia total no supere los 24 meses. Esta medida va a beneficiar a más de 256.000 empresas del sector turístico, hostelería y comercio, y supone una reducción del esfuerzo financiero como consecuencia del aplazamiento en la devolución del principal e intereses de los préstamos avalados por el Estado.
  • La segunda es la creación de un nuevo tramo de la línea de avales del ICO aprobada en el Real Decreto-ley 25/2020, para pymes y autónomos del sector turístico, hostelería y actividades anexas dotada con 500 millones de euros y con hasta un 90% de garantía.

Ayudas para la liquidación de deudas

  • Se aprueba una nueva edición del aplazamiento de deudas tributarias que se reguló por el Real Decreto-ley 7/2020, que permite aplazar durante 6 meses, con 3 de carencia de intereses, previa solicitud, deudas tributarias correspondientes a declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive, de modo que en lugar de ingresar en abril se ingresarían las deudas en octubre. De esta forma se evitan las posibles tensiones de tesorería que puedan experimentar las pymes y autónomos.
  • Otra medida tributaria que recoge el plan es aumentar la reducción en la tributación por el sistema de módulos en el IRPF del 5% actual al 20% con carácter general para el año 2020. Sin embargo, para los sectores que se han visto más afectados por las medidas adoptadas para combatir la pandemia, como es el caso de la hostelería, el comercio y el turismo, esa reducción en la tributación por módulos llegará al 35%. Esta medida se aplicará para el cuarto pago fraccionado de 2020 y para el primer pago de 2021. De hecho, las reducciones del 20% con carácter general y del 35% para el turismo, la hostelería y el comercio, también se aplicarán en la tributación del régimen simplificado del IVA correspondiente a la cuota devengada de 2020 y a la primera cuota trimestral de 2021.
  • Otras medidas tributarias son la reducción del número de períodos impositivos afectados por la renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF; la exención prevista para las retribuciones en especie del servicio de comedor de empresa, aplicable al consumo de comida tanto en delivery como take away; la deducibilidad de pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de deudores, y la reducción del plazo que las cantidades adeudadas por los arrendatarios tengan la consideración de saldo de dudoso cobro.

Sector protegido y ayudas laborales

  • Se extienden las exenciones previstas en la disposición adicional primera del Real Decreto-ley 30/2020 de medidas sociales en defensa del empleo a determinados sectores económicos a los siguientes subsectores, que pasan a ser hiperprotegidos: comercio al por mayor de bebidas, restaurantes y puestos de comidas, establecimientos de bebidas, y actividades de los jardines botánicos, parques zoológicos y reservas naturales.
  • Otra medida recoge el aplazamiento en el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social. Se trata de una extensión de la medida adoptada en el RDL 11/2020. Esta medida se ha incluido en la Ley de PGE 2021, y se podrán beneficiar empresas (cuotas devengadas entre diciembre de 2020 y febrero de 2021) y autónomos (cuotas devengadas entre los meses de enero a marzo de 2021). El tipo de interés de los aplazamientos será del 0,5% y el impacto ascenderá a 205 millones de euros.
  • En el ámbito de la Seguridad Social, las empresas dedicadas a actividades encuadradas en los sectores de turismo, comercio y hostelería, podrán aplicar una bonificación del 50% de las cuotas a la Seguridad Social para la contratación de fijos discontinuos de abril a octubre de 2021. El coste será de unos 73 millones de euros.

Medidas regulatorias

Se flexibilizan los requisitos para el mantenimiento de los incentivos regionales, que son ayudas financieras que concede el Gobierno a la inversión productiva para fomentar la actividad empresarial. Consisten en subvenciones a fondo perdido y tienen como objetivo paliar los desequilibrios interterritoriales. También se amplía la moratoria para presentar concurso de acreedores.

Por último, se establece un régimen transitorio de las zonas de gran afluencia turística para 2021. La pandemia ha provocado la caída de turistas, por lo que las zonas no cumplirían los criterios establecidos. Por ello, no resultarán de aplicación los datos referidos al año 2020 sobre habitantes, pernoctaciones y cruceristas en puertos en los que operen cruceros turísticos, y se utilizará la media de los tres años anteriores.

La respuesta de la patronal hostelera ha sido que sigue resultando insuficiente y que queda muy lejos de las ayudas directas de otros países europeos como Francia, Italia o Alemania. 

José Luis Yzuel, presidente de la patronal hostelera, señala que la falta de ayudas directas en el plan del gobierno «es incomprensible teniendo en cuenta lo aprobado en otros países de Europa, donde el peso del sector turístico es mucho menor en el PIB o en generación de empleo en comparación con España».

Por ejemplo, Alemania ha puesto en marcha ayudas directas de más de 10.000 millones de euros, además de haber aprobado importantes reducciones de IVA y medidas de fomento a la demanda; y Francia, además de aprobar bonos al consumo, también concede ayudas directas por un importe de 10.000 euros por establecimiento.

Muchas de las medidas aprobadas en el Plan de Refuerzo responden a las demandas hosteleras, pero siguen considerando prioritarios los 8.500 millones de euros de ayudas directas que los hosteleros consideraban necesarias para rescatar al sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

9 − dos =