Día Internacional del chocolate: historia y datos interesantes

0
177
hombre recogiendo fruto del cacao

Ayer, 13 de septiembre, fue el Día mundial del chocolate y aunque en muchos países aún se mantiene en julio por motivo del Día del cacao, en occidente es más común festejarlo este mes debido a que se conmemora el día en el que Francia homenajeaba a Roald Dahl el día que nació por ser el escritor del libro Charlie y la Fábrica de Chocolate, la novela que se llevó a pantalla años después y en su última versión Tim Burton dirige a un carismático y excéntrico Johnny Depp como Charlie, el manager de la fábrica.

Como se trata de una celebración, en este artículo destacaremos algunas curiosidades sobre este alimento o dulce y su historia.

Su origen se ubica en México

El chocolate tiene sus orígenes en las antiguas civilizaciones de mesoamérica que habitaban la zona de México por entonces. Aunque en sus inicios se despreciaba gran parte del fruto en sí, ya que las pepitas dentro del «fruto» del árbol del cacao eran bastante amargas, la película que recubría su alrededor era dulce y esto era lo que se consumía por los humanos.

Años después, hacia el año 1500 a. C., será cuando el imperio azteca tome este árbol para generar lo más parecido al chocolate líquido que conocemos hoy pues era el resultado del producto del cacao mezclado con especias, por lo que era una bebida, en algunas culturas fría y en otras, caliente, a la que se le atribuían ciertos poderes especiales pues se consideraba el «alimento de los dioses» según la traducción literal del griego.

Las conquistas españolas fueron la causa de su expansión mundial

El árbol o planta del cacao tiene su producción localizada en una estrecha franja cercana al ecuador terrestre, sobre todo en las zonas de centroamérica y áfrica ecuatorial, por lo que su localización en otros países era imposible de descubrir. Cuando llegaron los colonos españoles a las américas y tras tomar las tierras y partes de sus culturas, se llevaron esta costumbre con ellos, dando a conocer el chocolate al continente europeo.

De hecho, la producción hoy día sigue desarrollándose en los países originarios, siendo Costa de Marfil el principal productor, seguido de Ghana, Nigeria y Camerún. En el segundo grupo productor, se encuentran Brasil, Ecuador, México y Perú.

La dulcificación del producto original se produjo ya en Europa

Como hemos explicado, en su origen, el cacao es amargo y el uso que se hacía de él era bastante limitado, pues sus varias formas eran: o una bebida, o una medicina o una moneda de cambio entre las civilizaciones precolombinas. Sin embargo, una vez se introdujo este alimento en la sociedad occidental, su consumo requería que se suavizara su sabor, ya que era bastante fuerte e intenso, por lo que se buscaba una comercialización para que la gran mayoría de la población pudiese acceder a él.

Así pues, a partir del siglo XVII se produjo su dulcificación añadiéndole azúcar y posteriormente su aromatización, añadiendo canela y vainilla para hacerlo más agradable al olfato. Más tarde llegaría su solidificación, dando lugar a las tabletas que conocemos hoy día. Hasta entonces se consumía de manera líquida como ya comentábamos al principio.

bombón chocolate ferrero rocherPese a su gran calado en las sociedades precolombinas, a día de hoy, los mayores consumidores de este producto, alterado o no, somos la sociedad occidental en países desarrollados. Esto se debe a que las grandes compañías multinacionales que se encargan de su transformación y comercialización se encuentran en estos países, siendo también, los principales importadores: Mars, Nestlé y Ferrero.

Las adulteraciones del producto comienzan en el siglo XIX

A raíz de las numerosas investigaciones que buscaban como objetivo desgranar los componentes de la semilla del cacao, se fueron descubriendo y aislando para combinarlos con otros que ayudasen a reducir su coste de producción y manipulación, ofreciendo al consumidor final un producto que poco tenía que ver ya con el cacao original y mucho más con una producción en masa compuesta, sobre todo, de mantecas procedentes de otros alimentos y azúcar de caña (también muy popular por la época).

Es así como se encuentran, a finales del siglo XIX, la mezcla perfecta para añadir leche condensada al proceso de elaboración del chocolate industrial. Esto abarataba su coste de producción ya que adulteraba el producto reduciendo su contenido en cacao (la materia prima más cara) y originó así nuevas formas de consumo de este chocolate «moderno»: el chocolate con leche, cremas de cacaos y el famoso chocolate blanco.

La creación del chocolate blanco

Como posiblemente ya sabrás, el chocolate blanco como tal no existe, ya que el propio fruto del cacao al molerlo y mezclarlo origina una pasta o polvo oscuros, nunca de color claro. La realidad es que el chocolate blanco es una mezcla de manteca de cacao, leche condensada y azúcar por lo que contiene los mismos elementos que el chocolate original. A pesar de ello, es bien sabido que el chocolate blanco es uno de los productos derivados o adulterados más exitosos y que empezó a popularizarse a partir de 1930, cuando las grandes industrias multinacionales chocolateras en Francia, Suiza e Italia lo comercializaron. 

Esperamos que te haya resultado interesante la historia y datos sobre el chocolate y que si quieres probar realmente la sensación del producto original que los mismo aztecas consumían, recuerda escoger el chocolate con menos contenido en azúcar, así experimentarás un sabor más auténtico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

12 − 8 =